El Indigenismo en Jalisco

El Instituto Nacional Indigenista (INI) inició la aplicación de distintas programas de desarrollo social y de apoyo a la conservación y difusión de las culturas étnicas.

Actualmente existen 62 grupos étnicos que conforman la diversidad cultural en nuestro país, tratando de conservar sus tradiciones, historia, costumbres, religión y territorio transmitiéndola a sus descendientes.

Aunque todo estos estudios no han sido suficientes para lograr el desarrollo de dichas comunidades. Las condiciones en las que vive poco mas del 10% de la población en México  (la cual es indígena) ah cambiado un poco gracias a la ayuda del INI,  La secretaria de salud y de la Secretaría de educación Pública  aunque como dije no ah sido suficiente debido a que no se cuenta con el equipamiento suficiente ni con las medicinas necesarias así como la falta de profesores bilingües que impartan una educación biocultural acorde a la cultura y tradición de los grupos étnicos.

En Jalisco existen diferentes grupos étnicos, desde  el pueblo Huichol situado al norte del estado, y el pueblo Nahua ubicado en las inmediaciones de la sierra de Manantlán, en la reserva de la Biósfera , al sur del estado; su situación no es muy diferente a la de otros estados con población indígena, debido a que también sufren de una extrema marginalidad; esto no sucede con los Nahuas en Tuxpan, Jalisco debido a que se han integrado a las poblaciones locales pero han logrado conservar sus tradiciones indígenas ancestrales.

Otro grupo lo forma los indígenas migrantes del estado, quienes padecen de racismo ya que les resulta difícil sobrevivir en una sociedad criolla como la de Guadalajara.

Existe una amplia bibliografía sobre las comunidades Huicholas del estado de Jalisco, desde una perspectiva Histórica, Antropológica, Social, Lingüística y Literaria. Los trabajos aquí reunidos solo buscan contribuir con el conocimiento de los grupos étnicos en la actualidad en Jalisco tanto migrantes como nativos.

Los pueblos Huicholes del norte del estado, sufren por la tenencia de sus tierras, falta de operación y seguimiento a los programas y proyectos gubernamentales, sufren de una gran dificultad para realizar sus fiestas religiosas que se encuentran vinculadas al orden social y natural, ya que sus recursos económicos son escasos  y la posibilidad de continuar con sus rituales resulta ser cada vez mas difícil. Además de ser detenidos en sus peregrinaciones a la sierra de Wirikuta por el ejercito nacional a causa de llevar consigo Peyote, Cactácea esencial en sus rituales.

Así, se ah buscado salvaguardar lugares sagrados como la sierra de Manantlán ó Xapawiyemeta (Nombre huichol del Lago de Chapala) Pero no se obtenido ningún apoyo por parte de la ley.

Así los grupos étnicos se ven obligados a dejar sus tierras y salir a la Zona metropolitana de Guadalajara y enfrentarse con distintos problemas, tanto condiciones insalubres como racismo y alto riesgo social.

No cuentan con servicios públicos  básicos y la mayoría de las veces nisiquiera con servicios de salud, educación, vivienda, y trabajo, les son negados por una supuesta condición de pobreza inherente a su naturaleza indígena.

Lo cierto es que estos pueblos en su lucha por sobrevivir y por un mejor modo de vida logran  introducirse a la ciudad como vendedores ambulantes, trabajadores domésticos, peregrinos musicales ó jornaleros en los centros de producción agrícola en las condiciones más miserables.

Javier navarro hace un estudio sobre un grupo migrante de Mixtecos que llegan a la ciudad de Guadalajara y se instalan en las vías del tren en la colonia Ferrocarril.

También Regina Casas habla de la presencia indígena en la ciudad de Guadalajara y toma como sujeto de estudio a los vendedores de la plaza tapatía pertenecientes a las etnias nahuas del estado de Hidalgo y Guerrero, purépechas de Michoacán, Huicholes de la Sierra Madre Occidental de Jalisco, otomíes de Querétaro y mixtecos de Oaxaca.

Ella hace un amplio estudio sobre los tipos de organización social de cada grupo étnico y de su relación para sobrevivir en una ciudad “criolla” como Guadalajara, que niega a sus indígenas y no los ve, viven invisibles.

En la Zona Metropolitana de Guadalajara según el conteo de población y vivienda levantado por el INEGI en 1995 alberga una población indígena migrante de 12,080 habitantes, representado por 54 grúpos étnicos los más significativos:

nahuas (3,075)

purépechas (2,848)

mixteca (850)

su origen geográfico es el siguiente:

La población Mixteca de la colonia Ferrocarril proviene de las localidades de San Andrés Montaña, San Miguel Aguacate y San Gabriel del municipio de Silacayoapan.

Algunas de las causas fundamentales de dicho movimiento de la población indígena de las áreas rurales a zonas urbanas fue la crisis económica que se vivía en la década de los ochenta.

A raíz del proceso de industrialización en los años cuarenta algunas ciudades en México comenzaron a experimentar un fenómeno de urbanización acelerado, creando industrias. Esto originó que ciudades como Guadalajara alcanzaran el millón de habitantes iniciando los años setenta, y al raíz de la demanda de mano de obra, muchas comunidad de los alrededores se vieron obligada a emigrar a dicha urbe.

La concentración de población y las oportunidades de empleo que mostraba Guadalajara generaron la atracción de poblaciones de los municipio del interior del estado, así como de estados vecinos como Michoacán, Aguascalientes, Guanajuato, zacatecas, colima y Nayarit.

En este desplazamiento también se ve envuelta aquella de origen indígena, tal es el caso de la comunidad mixteca de la colonia el ferrocarril.

LA PRESENCIA INDÍGENA EN GUADALAJARA:

Los vendedores en la plaza Tapatía.

Los indígenas han sido parte de Guadalajara desde el siglo XVI e incluso han contribuido a la organización espacial de la ciudad. Sin embargo en la actualidad la segunda ciudad del país se ve a sí misma como mestiza en la cual los indígenas solo representan una fracción de su pasado glorioso.

En la actualidad la presencia indígena se encuentra en el área metropolitana en la plaza tapatía frente al hospicio cabañas, ó bien conforman un grupo de vendedores ambulantes en la ciudad.

Los indígenas no se encuentran circunscritos a las comunidades rurales tradicionales–Muchas de ellas descritas por la antropología- ahora están por todo el país y viven en las grandes ciudades como vecinos nuestros.

La presencia indígena en las ciudades es una realidad de la que poco conocemos. La mayor parte de los estudios sobre este fenómeno han abordado la problemática cultural y lingüística a la que se enfrenta la migración indígena que actualmente sigue siendo poco comprendida por las ciencias sociales.

Conocer la situación real de las diversas etnias que actualmente existen en nuestro país y que es considerable el número; es una buena manera de darles voz a los que han sido tradicionalmente ignorados por el estado y la sociedad no-indígena. México fue el segundo país del mundo en incluir en su constitución las conclusiones de la resolución 169 sobre derechos y cultura indígenas en la cual se otorga a los grupos étnicos las posibilidades de educación, y cultura así como de educar a sus hijos con su lengua y con los valores indígenas propios de su cultura.

Para terminar creo que debería haber un mayor avance en cuanto a conocimiento sobre las etnias indígenas. Existe actualmente –a pesar del gran avance intelectual que existe- una considerable ignorancia sobre este tema debido a que la gente cree que la inferioridad radica en la diferencia de sus costumbres o tradiciones.

Bibliografía:

Rostros y palabras

El indigenismo en Jalisco   (rosa rojas y Agustín Hernández)

Instituto nacional indigenista

About these ads
Etiquetas: ,

3 comentarios to “El Indigenismo en Jalisco”

  1. Excelente investigación y me es triste que una ciudad tan rica en cultura y tradiciones como lo es Guadalajara, consideren como invisbles a comunidades indigenas en su estado. Desafortunadamente esto es así en muchos estados de la republica mexicana.

    Mi abuelo tenia amistades con huicholes del norte de Jalisco. Espero conocer algun día las tierras de mi abuelo y hacer conexión con ellos.

  2. muchas gracias me sirvio de mucho para la tarea de historia y geografía y ojala que esto les sirva ha todos que el saber respetar hacen muchos cambios en la vida y no ser tan malagradecidos con lo que les den de comer ellos no tienen tanta buena calidad de vida que nosotros respetemos y hacer la paz en nuestra bella ciudad de Guadalajara

    • Gracias a tí Lesly, por leerme, este año es un hecho seguiré escribiendo mis ideas esperando que les sirva ya sea como dato técnico ó como reflexión, ya que considero de gran importancia el conocer y valorar nuestras culturas étnicas y respetarlas.
      Abrazo y buen inicio de año nuevo gregoriano.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 146 seguidores

%d personas les gusta esto: